Título

No habrá Superliga

Racing no fue acompañado en su proyecto de impulsar una Liga Profesional, o “Superliga”, similar a la que existe hace años en Argentina. El proyecto buscaba mantener la independencia del fútbol profesional dentro de la Asociación Uruguaya de Fútbol.

En declaraciones a Ovación, la dra. Rossana Tarullo, dirigente de Racing e integrante en representación del club en la Comisión de Proyecto de Estatutos, afirmó que de dicho grupo hubo una negativa a tratar la propuesta de la Liga Profesional, basándose en la excusa de que “la FIFA no lo iba a permitir”. 

“La excusa que utilizaban era que los clubes iban a estar más protegidos dentro de la AUF. Nunca se admitió, dentro de la Comisión tratar el tema. Es más, ni el escribano Guillermo Pena ni el doctor Gastón Tealdi estaban a favor de impulsar el proyecto”, dijo Tarullo.

También destacó que la propuesta de la Liga Profesional buscaba que el nuevo estatuto mantuviera “al fútbol amateur entrometerse en las decisiones del fútbol profesional porque las realidades son absolutamente distintas”.

Sobre la inclusión de jugadores o entrenadores, aseveró que “nunca estuvimos en contra, porque jamás nos hicieron un planteo para optar. Lo que siempre quisimos hacer era defender los derechos del fútbol profesional, que no se involucraran ni el fútbol playa, fútbol femenino o el fútbol del interior en nuestra organización interna”.

Autonomía de la Liga Profesional

La autonomía del fútbol profesional a través de la creación de una Liga que se autogestione implica que las siguientes potestades, que en el proyecto actual son del Congreso, pasen a ser de control de los equipos miembros de dicha Liga.

1) Suspensión o expulsión de un club profesional.

2) Elección de los representantes del fútbol profesional al Ejecutivo, previamente a ser aceptados por el presidente y sometidos a votación del Congreso.

3) Cualquier enmienda o reforma estatutaria que involucre el fútbol profesional.

4) Elección por parte del Consejo de Fútbol Profesional (y no por el Ejecutivo) de sus autoridades (presidente, mesas ejecutivas etc).

5) Que el Consejo de Fútbol Profesional organice sus competiciones de Primera división y juveniles.

6) Elección por el CFP y no por el Comité Ejecutivo de AUF de los representantes en los diferentes tribunales, comisiones y cámaras de resolución de disputas que representen al fútbol profesional, (comisión árbitros, comisiones arbitrales, disciplinaria, de licencias internacionales, tribunal ética, cámara de resolución de disputas etc).

7) Que el CFP elija previamente a ser sometidos al Congreso, a sus representantes para la Comisión Fiscal de AUF.

8) Todas las situaciones financieras, sin excepción, referidas en los artículos 78 y 79, que refieran al Fútbol Profesional, serán de competencia exclusiva del CFP, sin limitación de especie alguna.

9) Integración del Fútbol profesional por la “A y la B”.

10) Negociación directa del Fútbol Profesional en todos los temas de su competencia.