Título

CRÓNICA | RACING 2 – 1 FÉNIX

Racing volvió al triunfo este sábado en el Clásico del Oeste, tras vencer a Fénix por resultado final de dos a uno, saliendo así, momentáneamente, de la zona de descenso. Los goles fueron anotado por Francisco Ibáñez, y Abascal (en propia puerta).

 

Con este triunfo, el cervero cortó una racha de nueve partidos sin conocer el triunfo, y alcanzó las seis unidades en el torneo en igual cantidad de partidos disputados. El próximo fin de semana, visitará a Nacional.

Los de Tejera salieron al campo con: M. Rodríguez; G. Aguilar, P. Lacoste, F. Ibáñez, J. Trindade; J. Barrientos, J. Méndez, I. Nicolini, A. Müller, M. Cabrera, G. Malán. 

El primer tiempo fue parejo y muy disputado, y ambos equipos tuvieron solamente una chance clara de gol. La más clara de la academia fue un contragolpe iniciado por Malán, que abrió la pelota para Barrientos, quien encontró a Müller solo por el medio. El volante no pudo vencer a Denis en el mano a mano, y el guardameta se quedó con su intento en dos tiempos.

El segundo tiempo mantuvo la tensión, aunque esta aumentó aún más cuando Leonardo Fernández, recién ingresado, convirtió para la visita de tiro penal a los 16 minutos del complemento. Racing se fue arriba, y eso le permitió encontrar la igualdad con rapidez.

Un centro desde la izquierda del ataque disparado por Nicolini al primer palo generó un rebote bien aprovechado po Ibáñez que saltó más que todos para dejar todo como al principio.

Ambos quisieron ganarlo sobre el final con sus armas. En Racing ingresó Quiñones, Barrios, y Gonzalo Ramos en el segundo tiempo. Tanto Líber como Ramos tuvieron su chance para desnivelar, pero no se les dio.

El gol del triunfo llegó pasada la hora cuando un centro de Nicolini fue interceptado por Abascal, impulsando la pelota dentro de su propio arco.

Ficha del partido

Escenario: Parque Osvaldo Roberto

Hora: 15.30 hs

Juez principal: Daniel Fedorczuk

Amonestados: 10′ Gonzalo Malán.

Expulsados: 95′ Líber Quiñones.

Goles: 72′ Ibáñez, 91′ Abascal (E/C).

Foto: Micaela Ferraro